sábado, 11 de diciembre de 2010

Experimendo por Experimeundas (I)

El amigo Ezequiel Acevedo, de Comodoro, hizo el Experimendo y se mandó esta descripción de la experiencia, que me llenó de alegría:


"Todos sabemos que las fantasías existen en su propio plano, y que los prodigios de la imaginación se pudren en cuanto tocan el plano exterior, que la realidad está hecha de una especie de antimateria que toca los sueños y los hace implosionar limpiamente, subvirtiendo los pormenores hasta hacerlos otros, hasta hacerlos nada. Pero existen casos de fantasías hechas realidad. Coleridge (cuenta Borges) sueña un poema sobre Kublai Khan, y cuando se despierta, hace realidad un fragmento de su fantasía literaria. Siglos antes, Kublai Khan sueña un palacio, y luego lo construye minuciosamente. Mi caso es sin sueño. Ocurre todo en la vigilia. Tiene un nombre, que no se lo puse yo. Se llama Experimendo San Luis. Empieza (la concreción, no la fantasía, que tiene ya muchos años) con un show de Alfredo Casero en Comodoro Rivadavia, al que casi no voy, por pereza, y al que fui porque es Alfredo Casero, no podés no ir, Ezequiel, es como que tu mamá esté en la ciudad después de años, y no la vayas a ver un rato. Sigue con el epílogo del show, en el cual se habla de este tal experimendo San Luis, de un modo deliberadamente confuso, que tanto conviene a la fantasía y a los sueños. Se habla de una dirección de correo y se deja caer el nombre de una tal Señorita Babusci que es experta skater y que se rompió la pierna. Prosigue con un llamado, días después, a la tal señorita skater, de parte mía, con la sensación apenas inconsciente de estar haciéndolo únicamente para matar la fantasía, para preguntar y desecharlo, para ver que no puedo, que no me alcanzan los días de vacaciones, que no me conviene, que no es para mí o que no me gusta. La señorita skater fracturada Babusci resulta no ser skater, pero si estar fracturada y ser Babusci, y además, resulta ser, sin atar los cabos, evadiendo todo cierre de la trama, una artista de lo abstracto, que no me aclara más que un par de puntos indispensables, pero me deja con la sensación de que si o si. Pero no le digo que si o si, dejo los márgenes de duda de siempre, por si me muero, por si me fracturo, por si me deja de simpatizar la idea de conocer a Alfredo Casero (si, como no). Será cuestión de sacrificar unos días que tenía para verla a ella, pero ella entenderá, como entiende siempre estas cosas, si hasta me va a acompañar a la reunión que va a ocurrir después, y de la que todavía no sé nada. Me avisa la señorita Babusci que hay reunión informativa en Buenos Aires, y claro, yo no voy a poder ir, porque vivo a casi dos miles de kilómetros, pero da la fantástica casualidad de que puedo ir, claro, esto es una fantasía, y esas cosas pasan, esas coincidencias abundan. Cambia la sede, de Capital a Provincia, y nos vamos en tren, y yo casi me equivoco y tomo uno que va para cualquier lado, en cualquier estación, pero ella me hace recapacitar y llegar. A la reunión informativa, vamos. Pero ¿que reunión informativa? ¡Es la casa de Alfredo! Y el que nos abre el portón es Nazareno, y es Casero el que está en la puerta con un gorro de cocinero y un delantal negro que dice Gato Dumas (creo recordarlo como en un sueño), y nos hace señas de que pasemos, de que no seamos boludos, de que estemos cómodos, de que nos está cocinando, que le digamos que queremos tomar, que dejemos las cosas por ahí, que si queremos que el Neno nos prepare unos daiquiris de albahaca (riquísimos, si les ofrecen digan SI), que si lo acompañamos a la parrilla a hacer las alitas de pollo, que hable con Mentruit ("Mentruit, ahora te voy a dar con uno que es mas cerebral, te va a encantar"), que vamos a amar al Panchuco (como podría alguien no amarlo), que vamos a hacer eso del recitado, que le va a enseñar a Sole a manejar tractores (si, la convence de que vaya), que compuso una vez una canción muy fea sobre una falluta, y resulta que yo la sé, y la canto con él, parece que somos los únicos dos que la sabemos, y yo con orgullo secreto, peleando por no volverme un presidente de club de fans histérico. Pobre canción, de tan fea es hermosa, siempre me gustó la parte que dice que había cerca una estación de servicio. Y cantamos Pizza Conmigo, me parece, que semanas antes, en el show, no me animé a subir a cantar con él. Se hacen las seis de la mañana. Un abrazo, Alfredo, muchas gracias por todo, nos vemos en el experimendo. Y después viene eso, que sigue siendo confuso, pero que incluye un camioncito militar en el que Alfredo te lleva por los prados a cumplir misiones secretas, hay un Panchuco, un Peliverdura, un perro del intendente, una señora Graciela, un horno de barro, Infierno de los Alimentos, mucha gente que encantadísimo estoy de conocer y de la que me hago amigo, y una fuerza de la naturaleza que es el señor Casero, un viento, que digo viento, un ventarrón, una tormenta épica que se desata ahora sobre San Luis, otras veces en otros lados, a veces en Madryn, a veces en Japón, y que yo, cuando era chico, miraba por la tele, lo veía volando la realidad a la mierda, rompiéndola en mil absurditos que te mostraban lo absurdo que era todo, enseñándome lo raras, y hermosas y graciosas que eran las cosas. Llueve, sopla y truena esos cuatro días Alfredo sobre nosotros, y estoy seguro de que lo que está pasando es una fantasía, lo que todavía no sé es si ahora se está haciendo realidad. Entonces él me agarra del pelo detrás de las orejas, y me grita: "AHORA. Esto está pasando AHORA". Ahí, por un momento, me lo creo."


(Publicado en revista Babia, N° 64)

www.babia.com.ar
arbustoespinoso.blogspot.com

3 comentarios:

Tribal dijo...

Diría que estoy interesado en el experimendo pero la foto me intriga. Se están riendo o sufren espasmos crónicos?
Por otro lado, quién escribe aquí es el mismísimo Alfredo Casero?.

Saludos, Hernán

sr Mayoneso dijo...

Ay, señor Alfredísimo Casero! Si supiera cuántas fuerzas sobrenaturales (todas buenas, eh!)estoy manipulando para poder hacer un Experimendo el año entrante...! Le mando un gran abrazo. Ojalá nos veamos en MdP en verano...; sinó lo haremos en San Luis...!
Gustavo
PD: Felicísimas fiestas para ustés y los suyos!

Petardo Contreras dijo...

Alfredo una gloria lo de tuyo!
Estoy abriendo un blog mas con una amiga ilustradora y nos gustaría hacerte una especie de "nota", en realidad son 20 preguntas como para que contestes bien lo que se te cante... con el resultado mi amiga Sole hace una ilustración con lo que le quedo de la entrevista.
Si te interesa la idea avisame a unkiloymediodepan@gmail.com que te mando las preguntas para que contestes cuando puedas.
Gracias!